Conoce a

sobre el proyecto:

Palta Print es una propuesta de piezas de tela y papel que utiliza tintes hechos con restos orgánicos (alimentos y plantas peruanas) y muestran diseños de comida, sellados a mano.

Productos de tela teñida con tintes naturales como palta o cebolla, grabados con diseños de frutos peruanos.

  • de 10 a 40 soles
  • totebags, centros de mesa, individuales, cartucheras.
  • hecho a mano
detrás del proyecto
Conoce lo que hace de Palta Print un proyecto único de la mano de Evelyn, su creadora.
Evelyn es educadora de museos y autodidacta que allá en el 2013, de la mano de una colega, descubrió la técnica del grabado.
Así empezó a crear sus propias matrices en esos dos materiales sobre casi todo lo que podía servir para sellar: jebe, neolite, corrospum, alimentos, borradores, etc.

Comer es su hobbie, la palta su alimento favorito, así nace Palta Print. 

 
¿Cómo nació tu proyecto? 
Desde el año que aprendí esta técnica decidí que algún día podría vender piezas propias para compartir el cariño que le tengo a la técnica de la misma manera que llegó a mí.
 
La habilidad aprendida durante el 2019 fue la de los tintes orgánicos e inmediatamente la sumé a la idea de sacar una marca donde pueda combinar ambas cosas. A pesar de que quería sacar el proyecto desde el 2018, no fue hasta finales del 2019 que lo tenía todo listo.
 
Palta Print es una propuesta de piezas de tela y papel que utiliza tintes hechos con restos orgánicos (alimentos y plantas peruanas) y muestran diseños de comida, sellados a mano.
6 meses y una pandemia después, aquí sigo.
 
¿Cuál es el proceso detrás de cada una de tus piezas?
El proceso de trabajo empieza desde coser la pieza, teñirla en tintes naturales, sellarla y pasar la prueba de calidad (lavado y planchado para probar la resistencia de los tintes).
 
Las piezas que más me gustan son las dedicadas a la cocina: mantelería, cobertores, paños de cocina, etc.

 

¿Qué es lo que más te apasiona de tu proyecto? 
Me encanta que todo lo que he hecho ha sido de manera artesanal, pero creo que hay un empate entre grabar una matriz de sello y experimentar con los procesos de tintes naturales en cuanto a pasión. 
 
Con esto dicho, debo admitir que preparar los tintes con restos orgánicos es una acción que requiere de una actitud fundamental para la vida: paciencia.
 
Simplemente no se pueden apurar los procesos naturales de hacer tinte con restos de pepas de palta o cáscaras de cebolla. Además, existe un valor agregado en el que el medio ambiente es el que gana siempre.