Conoce a

sobre el proyecto:

Manera Negra es un taller artístico enfocado en el desarrollo y difusión de la gráfica impresa hecha a mano. 

Valoran cada uno de los pasos necesarios para crear sus piezas, y nos invitan a conocer la perfecta imperfección de sus procesos de impresión análogos

  • estudio de grabado
  • piezas únicas
  • talleres
detrás del proyecto
Conoce a Giselle y Diego, creadores de Manera Negra Studio.

Giselle estudió diseño gráfico y Diego estudió grabado. Ambos se conocieron en la facultad de arte de la PUCP. Juntos crearon Manera Negra Studio donde buscan distintas formas de promover el grabado e ilustración ya sea mediante talleres o producción de obras gráficas.

¿Cómo nació tu proyecto? 

Nuestro proyecto empezó en el año 2014 como una idea de generar algunos ingresos durante el verano, decidimos mezclar nuestro gusto por la encuadernación artesanal y el grabado para crear bitácoras para artistas.

Con el tiempo, nuestro interés evolucionó a querer difundir el grabado y la ilustración realizando talleres y produciendo nuestra propia obra.

Así surgió Manera Negra Studio de grabado: un taller artístico enfocado en el desarrollo y difusión de la gráfica impresa, mediante el dictado de talleres, creación de obra propia, creación de contenido didáctico y servicios de impresión artesanal.

¿Cuál es el proceso detrás de cada una de tus piezas?

Tenemos distintos procesos. Los principales pasan por la creación artesanal de grabados en neolite, madera, metal y acrílico. La estampación de las matrices en papel y tela.

También realizamos ilustraciones con técnicas tradicionales a partir de lápices, acuarelas, tintas y estilógrafos; así como también mediante medios digitales, para luego imprimirlas.

Solemos utilizar papel de algodón de alto gramaje y libre de ácido, junto a tintas de calidad artística para que las imágenes puedan perdurar el mayor tiempo posible

¿Qué es lo que más te apasiona de tu proyecto? 

Uno de los momentos que más nos apasiona es cuando vemos la impresión despegándose de la matriz y puedes apreciar cómo la tinta se ha vuelto uno con el papel, dejando la imagen que tanto has trabajado estampada para siempre con todos sus detalles.

Nos encanta la intensidad de la tinta y el sonido del rodillo al estirarla sobre el vidrio.

Y poder apreciar al final de una jornada de estampación, todos los ejemplares ordenados sobre la mesa, iguales y diferentes a la vez, ya que han sido hechos a mano.